Terminos y Condiciones

En el caso de los usuarios, aunque sea obvio y resulte repetitivo decirlo, es recomendable que lean en su totalidad las condiciones establecidas en la página web, y en caso de dudas respecto a alguna cláusula, contactar con el servicio de atención al cliente de la página web y solicitar aclaraciones antes de la adquisición del producto o servicio con la finalidad de evitar malos entendidos.

En el caso de los titulares de una página web dedicada al ecommerce, recomendarles que al momento de incluir las condiciones eviten la utilización de plantillas genéricas, y en caso de utilizar alguna, revisar cuidadosamente cada cláusula a incluir, debido a que no todos los negocios o actividades son iguales, especialmente en el mundo del ecommerce en el que los negocios, a fin de diferenciarse de la competencia, introducen nuevas ideas y modelos de negocio, por lo que las condiciones a incluir deberán ser también distintas.

Por ello, las condiciones tienen que tener en cuenta el producto o servicio que se ofrece y ser redactadas de forma detallada a fin de evitar malos entendidos que provoquen al titular de la web verse envuelto en reclamaciones de los clientes. Cuando es un modelo de negocio que tiene características especiales, novedosas o complejas es recomendable que sea un experto en la materia el que redacte o revise las condiciones a incluir con la finalidad de que se incluyan las condiciones correspondientes al tipo de producto o servicio que se ofrece, más favorables para el negocio y conforme a las exigencias legales.